Mirando por el ojo de buey

Un vistazo a todo lo demás, desde mi interior

Tuesday, November 21, 2006

Cosas que pienso cuando estoy resfriada

Hace días tengo ganas de actualizar el blog, de sentarme frente a la pantalla y escribir. Pero no resulta. Es como si no tuviera nada que decir...

FALSO!!!!

Siempre hay algo que decir, siempre está pasando algo en mi interior: cuestionamientos, sentimientos, ideas, proyectos, conexiones, etc. ¿Por qué a veces se mete este bicho en mi cabeza que me hace creer que no tengo nada que expresar? Debo hacer una revisión urgente para diferenciar lo que es, de lo que creo que es: need to look myself at the mirror y ver lo que realmente hay ahí en el cuore mismo, en la esencia de mi esencia.

Pasan cosas. Ayer por ejemplo, me cuestioné el manejo de mi tiempo, el postergar a mis amistades y seres queridos, el no darme espacios para hacer (acción) las cosas que me gustaría hacer, aquéllas que chuteo para un periodo posterior de mi vida, cuando "tenga tiempo". Como si el tiempo fuera un bien que se puede adquirir... "Me da un kilo de tiempo, por favor. Para regalo".

Pf! Así la cosa no va a funcionar nunca. El tiempo es, pasa a su propio ritmo, constante e infinito. De mí depende cómo lo distribuyo. Y si no he sido capaz de manejarlo de mejor manera hasta ahora, ¿qué me hace creer que lo haré después?.

He pensado un poco en todo esto y llegué a la conclusión que uno está donde le queda cómodo estar, lo que no va mucho de la mano con estar donde a uno le hace bien estar. Está relacionado con lo que escribí de los hábitos en un post anterior (one click away). Hay pequeños hábitos que se traducen en ciertas acciones (o falta de acciones, dependiendo del caso) y ellas abren cierto espectro de alternativas. Estas acciones que llevo a cabo no las he elegido libremente como he creído. Es el hábito el que me lleva a ellas. Este es un claro ejemplo del asesinato al libre albedrío del que hablaba antes (read all about it).

No es para nada fácil deshacerse de estas costumbres que tan confortablemente llevan a un punto ciego. Cuántas veces uno se engaña a sí mismo creyendo que está todo bien, o que está todo tan mal, que la felicidad es algo que llegará de pronto, caída de la chimenea en diciembre, qué sé yo...

Mi conclusión hoy es que hay que pensar un poco menos en mañana, ese mañana que no llega nunca, como nunca se va el hoy del que me quiero deshacer. Pensemos en el hoy, pensemos en el ahora, en lo que SOY, en lo que DOY, en lo que RECIBO.

Me invito, y los invito a jugar a que hoy es el día.

8 Comments:

At 2:52 AM, Anonymous Anonymous said...

No se puede matar el tiempo sin herir la eternidad.


Master

 
At 2:56 AM, Anonymous Anonymous said...

Little grasshopper: I told you before: el después no existe.
¡Las cosa se piensan y se hacen!

Ognir

 
At 4:18 AM, Blogger Blogostar said...

Buena Maca, me di cuenta que me descubriste el blog. Supongo que hablaste con doña Angela o la prima cantante. Hacia mucho tiempo que no leía el tuyo y esta muy bueno. Me encantan las refleciones cotidianas y me alegro que te haya gustaod el mio tambien. Pasaré por estos lados más seguido de ahora en adelante.


En cuanto al tiempo el presente no existe. Cuando crees q vives el presente ya es pasado y apenas llegamso al futuro se extingue con nombre de lo que fue. De todas formas es muy bueno vivir el dia a dia pero le quitas importancia a la proyección y metas a "futuro" que tengas. Es muy complicado el tema, sobre todo filosoficamente.

A mi a ratos me viene por vivir el dia a dia, por lo general cuando siento que el futuro que espero no llega nunca. Y cuando abuso del "presente" me da por planificar el futuro (casarme, juntar plata para una casa, auto, vacaciones, negocio; etc.)

Un abrazo prima
felicitaciones

a ver si nos vemos pronto pooooo!

 
At 1:19 PM, Blogger Zezi said...

Maquita! no sé que seria de mi blog sin ti!!! un desierto lleno de letras!!!jajaja

Respecto al tema que acabas de plantear yo creo que el ser humano tiene una batalla diaria: Cuerpo alma y mente, lo ideal es el equilibrio, pero para lograrlo tenemos la eterna lucha... ¿a quien dejar reinar?
El hecho de salir de la pega a hecharse a la casa, estas dejando reinar el cuerpo,porque lo necesitas. Pero el dia que le de hambre a tu espiritu, no habra cansancio físico que te frene a desarrollarlo.
Por otro lado un dato que he descubierto hace poco! el deporte te equilibra los tres componentes, alimenta tu cuerpo (lo deja sobre oxigenado) tu alma (te llena de endorfina y el espiritu se alegra) y hace que descanse tu mente, concentrandote en divertirte o reflexionar. Asi que a hacer deporte todo el mundo!!!!

pd: llamaste a la Jenny?

 
At 3:16 AM, Anonymous Anonymous said...

Con gesto meditativo y ausente se acariciaba la barbilla cuando repentinamente se sobresaltó. Con cruel lucidez advirtió que estaba acariciando su calavera.


John Nigro

 
At 11:22 PM, Blogger Jorge Marín said...

¿Que seria si un torrente de inspiración cayera por tu cuerpo y te permitiera escribir?

Dices que no sale nada de ti, pero yo te digo que tienes un lindo modo de ver la vida.

Gracias por plasmar algo de ti en mi espacio.

 
At 3:01 AM, Anonymous Phoz said...

Exacto, estamos atrapados en el presente: el pasado ya se fue y el futuro, cuando llegue, no lo reconoceremos porque lo veremos como presente.

Estamos como en la superficie de un mar: ni bajo el agua, ni en el aire. ¿Qué es esa superfice (presente)? No es agua plena ni es aire pleno: es virtual, pero no podemos estar en el agua plena (pasado) ni en el aire pleno (futuro). De manera que donde únicamente podemos estar es atrapados en lo único que es virtual.

Lo real, el pasado, ya pasó y el futuro es imaginario, poque es solamente una especulación probabilística, y cuando podamos constatar su ocurrencia ya se habrá convertido en pasado. Ésta es la angustia existencialista...

 
At 4:39 PM, Anonymous Anonymous said...

Lo viejo y lo nuevo encierran valor para nosotros sólo en la medida en que se relacionan con el presente. El ayer nos hizo lo que somos hoy; el mañana es nuestro sueño. Vivir para cualquiera de ellos significa perder nuestra única realidad: el momento presente.

Leo Buscaglia

 

Post a Comment

<< Home